Pima County Logo
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Print
  • RSS
  • El condado Pima emite instrucciones a los restaurantes para sus servicios de comedor a partir del 11 de mayo

    May 11, 2020 | Read More News
    Share this page
    El Departamento de Salud del Condado Pima ha enviado a todos los restaurantes, y otras instalaciones locales con servicio de comedor, 17 medidas de protección que deben adoptar para sus servicios de comedor durante la pandemia. 

    Las medidas, examinadas por el Subcomité de Bares y restaurantes de la iniciativa de Recuperación de Negocios del Condado Pima, brinden a los restaurantes una importante orientación operativa después de que el gobernador Doug Ducey permitió que los restaurantes reanudaran sus servicios de comedor el 11 de mayo.

    La intención de las medidas es proteger a los empleados de los servicios alimentarios y al público tanto como sea posible durante la pandemia. El director de salud del condado Pima, Bob England, que supervisa la división de salud del consumidor y seguridad alimentaria del condado, dijo que se recomienda encarecidamente a los restaurantes que cumplan con las 17 medidas de protección de inmediato. En las próximas semanas, se le pedirá a la junta de supervisores que modifique el Código de Salud del Food service workersCondado, el cual, si se adopta, hará obligatoria 15 de las 17 medidas para el servicio de comedor durante la pandemia. Una vez que el jefe médico del condado declare que la pandemia ha terminado, las medidas serán obsoletos.

    Los inspectores de salud del condado inspeccionarán todos los establecimientos de servicio de alimentos en el condado para verificar el cumplimiento de las medidas. Aquellos que cumplen con los 15 estándares mínimos recibirán reconocimiento de cumplimiento y un póster que pueden publicar en las entradas de sus establecimientos y usar en línea y en publicidad que notifique al público que el restaurante está siguiendo las medidas de protección del condado. Solo se recomiendan dos medidas: tener sistemas de pago sin contacto y exigir que todos los manipuladores de alimentos tengan una certificación nacional de seguridad.

    Durante la semana pasada, el condado realizó una encuesta pública de las 17 medidas para saber cuán importantes eran para el público al decidir si comer en un restaurante. Los encuestados pueden elegir entre “extremadamente importante,” “muy importante,” “algo importante,” “no tan importante” y “nada importante.” Hasta el momento, más de 8,100 personas han respondido y “extremadamente importante” está dominando las 17 medidas, seguido por “muy importante.” La encuesta concluye el miércoles y los resultados se publicarán en la página web del subcomité de restaurantes y bares.

    “Dado que el gobernador permite nuevamente comer dentro de restaurantes, es importante que el público y la industria restaurantera sepa lo que el departamento de salud pública del condado cree que son los estándares mínimos para tales operaciones para reducir las posibilidades de exposición al COVID-19; y que esas normas se apliquen en todo el condado,” dijo el Director Médico del Condado Pima, Dr. Francisco García.

    "Entendemos el deseo de que las personas vuelvan al trabajo y de eliminar algunas de estas restricciones, pero la pandemia está en curso y el público necesita saber que el condado y la industria restaurantera están trabajando de manera cooperativa para mantener a las personas lo más seguras posible si deciden comer en las instalaciones de un restaurante". Continuamos recomendando que las personas vulnerables, incluidas las personas mayores de 65 años y aquellos con problemas médicos, se mantengan alejados de estos lugares, y que el distanciamiento físico continúe en todas partes para ayudar a prevenir nuevas infecciones”.

    Las medidas de protección establecen un estándar mínimo para las operaciones. Los operadores de restaurantes, si eligen, pueden imponer restricciones adicionales, que incluyen continuar operando solo con servicio de comida para llevar. Las medidas de protección también se aplican a los servicios de restauración.

    Estas medidas también se aplicarán a los bares cuando el Gobernador decide levantar las restricciones operativas en esos establecimientos.

    Las medidas de protección son:

    Medidas mínimas de salud y bienestar del empleado, proveedor, servicio de entrega y cliente:
    • Evaluaciones de bienestar/síntomas, incluidas los exámenes de temperatura para todo el personal del restaurante, vendedores, contratistas, trabajadores de servicios de entrega a terceros, etc., cuando lleguen a las instalaciones y antes de abrir un restaurante.
    • Se requieren máscaras de tela y guantes y lavado frecuente de manos para todos los servidores y el personal del restaurante (excepto los guantes no son necesarios para los servidores si las manos están desinfectadas entre servidas)
    • Cualquier cliente que presenta síntomas de COVID-19 tiene prohibido ingresar a las instalaciones.
    Medidas mínimas de operación de restaurante:
    • La colocación de letreros físicos y electrónicos en la entrada del restaurante de avisos de salud pública que prohíbe el ingreso de personas sintomáticas a las instalaciones.
    • Ocupación limitada al 50 por ciento o menos en el interior del establecimiento.
    • Servicios para llevar, reservar o llamar con anticipación para reservar mesas, incluyendo notificación por texto y/o teléfono de los clientes solicitando el servicio en persona del restaurante, lo que permite a los clientes del restaurante distanciarse físicamente hasta que se les llame para proporcionarles servicio.
    • Distancia física de seis pies (2 metros) mínimo entre mesas.
    • Marcas de espaciamiento de seis pies (2 metros) claramente marcadas en todo el restaurante, a lo largo de entradas, pasillos, baños y cualquier otra ubicación dentro de un restaurante.
    • No permitir grupos de más de 10 personas por mesa y no permitir que clientes se sientan en la barra.
    • Los menús deben estar en un formato que no promueva la transmisión potencial de virus, por ejemplo, tableros de menú, menús de un solo uso.
    • Eliminación de estaciones de autoservicio que incluyen barras de ensaladas, bufets, estaciones de recarga de refrescos y preparación de alimentos en la mesa.
    • Expansión de áreas de servicio al aire libre para aumentar los estándares de distanciamiento físico.
    • Desinfectantes para manos disponibles en las entradas a las instalaciones, baños y áreas de trabajo de los empleados.
    • Desinfecte las áreas de los clientes después de cada sesión con desinfectante registrado por la EPA, que incluye, entre otros: mesas, manteles, sillas/asientos de cabina, condimentos de mesa y portador de condimentos.
    • Publique los registros de limpieza en línea y en la entrada que documentan la limpieza de todas las áreas públicas (incluyendo mostradores, manijas de puertas, áreas de espera, etc.) al menos cada dos o tres horas
    Medidas adicionales que considerar:
    • El personal del restaurante debe tener una certificación nacional en seguridad y manipulación de alimentos, así como capacitación específica en la prevención de COVID-19.
    • Implemente métodos de pago sin contacto