Health Alert:   COVID-19 Transmission Level:   MODERATE   More information
Wear a mask; stay home.
Pima County Government Logo
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Print
  • RSS
  • Junta de Supervisores fortalece medidas para controlar la propagación de COVID-19

    Dec 07, 2020 | Read More News
    Share this page
    La Junta de Supervisores del Condado Pima hoy en una reunión de emergencia tomó varias medidas con el fin de ayudar a lograr un mejor control de la propagación de COVID-19 en el condado Pima.
     
    Las acciones incluyen:
     
    Exigir aún más el uso de cubrebocas en todo el condado y pedir a todas las jurisdicciones del condado y agencias de aplicación de la ley que ayuden en la aplicación. La junta incluyó una multa civil de $ 50 por no cumplir con el mandato de cubrebocas. La junta citó el éxito en la reducción de casos después de que ellos inicialmente hicieron obligatorios los cubrebocas en el condado Pima durante el mes de julio.
    Board of Supervisors 
    Requisitos modificados ​​para restaurantes y algunas albercas públicas para permitir solo una incidencia de incumplimiento de las medidas de protección antes de enfrentar consecuencias del Departamento de Salud. Estas consecuencias pueden incluir la suspensión de su permiso de operación dependiendo de la gravedad de las infracciones.
     
    Depósito obligatorio de cumplimiento para cualquier persona que desea realizar un evento con más de 50 personas. La tarifa mínima es $1,000 y aumenta según el tamaño del evento propuesto. Los organizadores tendrían derecho a recuperar su depósito completo si se cumplen las prácticas de mitigación indicadas en su plan de eventos.
     
    Informe obligatorio al departamento de salud, por parte de las empresas, de los empleados que dan positivo en una prueba de COVID. En numerosos casos, el departamento de salud ha identificado brotes en empresas solo después de completar las investigaciones de rastreo de contactos. Esta acción permitirá que los investigadores de enfermedades infecciosas ayuden a las empresas en una etapa temprana de un brote con el fin de brindar orientación, educación y apoyo a las empresas para proteger mejor a su personal y al público.
     
    Endorsar el Aviso de Salud Pública del Departamento de Salud emitido el 3 de diciembre, en el que se pide numerosas medidas voluntarias de mitigación. Las medidas de advertencia sanitaria incluyen:
     
    Continuando el toque de queda voluntario de 10 p.m. a 5 a.m., con la intención de frenar las reuniones sociales nocturnas en bares y fiestas con el fin de limitar y desalentar las actividades donde la propagación de COVID-19 es mucho mayor y donde es menos probable que se adhieran a estrategias como usar máscaras y mantener la sana distancia de los demás. Fuera de sus trabajos, es mucho más probable que las personas participen en actividades sociales en el interior y se reúnan en grupos al final del día. El toque de queda voluntario se enfoca en reducir estas actividades para limitar la propagación del virus.
     
    Después de dos semanas, la junta puede usar los casos de COVID-19 por cada 100,000 residentes y las métricas de porcentaje de positividad reportadas semanalmente por el departamento de salud para determinar si el toque de queda debería ser obligatorio en el futuro.
     
    Una recomendación de “refugio en el lugar” que pide a todos los residentes del condado que se queden en casa todo lo que puedan y solo realizar viajes esenciales, como a sus trabajos, citas médicas o comprar provisiones. Se recomienda encarecidamente a las personas mayores de 65 años que tengan vulnerabilidades médicas que sigan esta recomendación.
     
    “Mi esperanza es que ninguna de estas medidas que se tomaron hoy tendrá que aplicarse porque la gente del condado Pima, al enfrentar esta histórica crisis de salud pública, tomará la decisión correcta para protegerse a sí mismos, a los ancianos, a los enfermos, a los vulnerables, a sus familias, a sus vecinos, a sus compañeros de trabajo y a sus compañeros de escuela,” comentó Ramón Valadez, presidente de la Junta de Supervisores del Condado Pima.
     
    “Volveremos a vivir nuestra vida cotidiana normal más pronto usando un cubrebocas si tiene que salir o si tiene familiares en su casa. Manténgase alejado de los demás, evite las reuniones, incluidas las reuniones familiares. Lávese las manos. Hay que frenar la propagación de esta terrible enfermedad.”
     
    Las medidas adoptadas hoy entran en vigor de forma inmediata.
     
    Más información sobre estas acciones está disponible en el Memorando de la Reunión Especial del 4 de diciembre de 2020 para la Junta de Supervisores.